Primer viernes mayo

LA GRAN PROMESA


Jesús Sacramentado, hoy, primer viernes de mayo, el 8º de los nueve meses seguidos que me meten en tu Gran Promesa, vengo a tu Sagrado Corazón con mucha alegría y contento, porque has aclarado mis dudas y has iluminado mi mente. Tu Palabra del mes pasado me hace verte vivo y expuesto en la Hostia Santa como en un retablo medieval de cinco carreras.

Jesús Sacramentado, brillas en la del medio como en el Pentateuco bíblico de tu Palabra (Torá=Ley) y en el Pentateuco sálmico de los cinco libros de los Salmos. Más aún, me hablas en el Pentateuco evangélico de tus cinco largos discursos de san Mateo, y, sobre todo, en el Pentateuco sangriento de tus Cinco Llagas Gloriosas en la Cruz.

Ante ti, Santísimo Sacramento, me quedo en silencio contemplativo de los Pentateucos que son tus espejos en los que te asomas. Son tus credenciales, tus reflejos, tu Presencia. Te has esculpido en el cincel del tallista, en la escritura del autor sagrado y en la palabra de tu Ministro. Te haces confidente en la fe del orante y ardes en las llamas del Espíritu en Pentecostés y te espejas en cada hombre y mujer, y con el Amado te desposas …


Con tu Palabra me recreas al inmolarte …

me vivificas cuando te la creo …

y me santificas cuando te consagro …


P. Félix Ramos, CP

feralo34@hotmail.com

 


 

 

Primer viernes de abril

                              La gran promesa


Jesús Sacramentado, si el primer viernes del mes pasado, al inicio de cuaresma te disparé tantas preguntas … y me quedé en silencio y adoración… 
hoy en este viernes primero de abril, cuando me acerco a tu Pascua de Resurrección, al adorarte en la Custodia - muerto y resucitado - escucho que me dices:

“Sábete que el sufrimiento solamente es iluminado por mi Persona, y los que creéis y permanecéis en mí sois iluminados. Mi luz llegó a ti desde que fuiste bautizado; por eso tienes mi nombre “cristiano”. De ahí que te pida que te sumes a mi Pasión y a mi Cruz con agrado, con amor, como otro Cireneo.

Debes entender que para el tarro es el golpe del fraguador … , para la semilla es la tierra que la rodea y fecunda … , para la rosa es la espina que la vigila en signo de protección … , como para la arcilla es el fuego que la moldea … , y para que la uva sea más abundante es la poda que la hace sangrar … No olvides que el caudal de tu tierra se evapora y el venero de tu cuerpo se seca … , pero te hago sed de mi Lluvia, y tus deseos beberán de mi Fuente … ”

¡Jesús Sacramentado! ¡oh Sagrado Corazón de Jesús! ¡Dios de infinita ternura! Abre mis ojos para que te vea, abre mis labios para que te alabe y conforta mi corazón para que cante tu misericordia con mis hermanos.


Espíritu Santo de Dios,
desciende sobre nosotros!

Félix Ramos, c.p.
feralo34@hotmail.com

SEMANA SANTA 2022


   SEMANA SANTA
 

en GORETTI

  La mejor de las semanas…
                     Año 2022



DOMINGO DE RAMOS

 

Misa 10 y 12h
Bendición Ramos: 12h




JUEVES SANTO


Cena del Señor: 18h
Colecta por Cáritas.
Hora Santa: 21h




VIERNES SANTO

Viacrucis 12h
Celebración de la Pasión y Muerte del Señor: 18h.

Colecta por Tierra Santa




SÁBADO. 

Oración con la Virgen Dolorosa 

12h

Solemne Vigilia Pascual
21h.


DOMINGO DE PASCUA
MISA: 10 y 12h

 

¡Feliz Pascua de Resurrección!

 Comunidad Pasionista 

Santa María Goretti

 

 

PRIMER VIERNES DE MES MARZO

 LA GRAN PROMESA
MARZO (6º)

¡Jesús Sacramentado! si el mes pasado me presenté ante ti con deseos, exclamaciones y quejas, hoy primer viernes de marzo, el sexto mes de los nueve seguidos que deseas para entrar en la Gran Promesa, vengo a ti, iniciada la cuaresma con preguntas, dudas, e inquietudes que me perturban con frecuencia. Hélas aquí:

¡Oh Sagrado Corazón de Jesús! ¿Por qué a veces se me apaga tu luz y me visita la noche? ¿Por qué, si eres bueno, si eres amor, hay tanto padecer? ¿Por qué el sufrimiento humano? ¿No hubiera sido mejor, pues nos amas y nos vales, quitarnos todo dolor y todos los males? ¿Por qué la tierra oprime la semilla y no la deja nacer? ¿Para qué y por qué razón sufre el corazón humano? ¿Por qué las espinas torturan los pétalos de la flor? ¿Por qué el rosal degenera en zarzal? ¿Por qué el dolor y la muerte? ¿Por qué no nos has hecho insensibles … ? ¡Qué necio y qué ciego soy! … ¡No me doy cuenta que si la tierra acepta el arado que la araña, producirá luego más fruto … !

Jesús Sacramentado, ante ti hoy mi erotema oracional es un largo salmo de lamentación. Silencio y adoración.

“Háblame, Señor, …

que tu siervo escucha … ”


P. Félix Ramos, CP.

feralo34@hotmail.com

 




 

PRIMER VIERNES DE MES FEBRERO



LA GRAN PROMESA

Hoy, primer viernes de febrero, el quinto mes seguido de los nueve meses seguidos que pides, Sagrado Corazón de Jesús, para entrar en el beneficio de tu Gran Promesa, vengo a ti, Jesús Sacramentado, cargado de deseos e inquietudes, casi quejas. Siento el peso de mi existencia y la llamo “cruz”. Te los expreso así:

¡Quién me quitara la cruz - expresión cristiana y sinónima de sufrimiento - y a las rosas las espinas! ¡Quién tornara luminosas mis noches oscuras, ciegas, sin luz! ¡Quién cambiara en cuna mi ataúd que tanto temo, a la vez que me siento lleno de cizaña y trigo, mientras vivo en esta realidad social que a veces se me antoja dura y a veces atractiva y grata!

Ante estas triples exclamaciones, íntimos requiebros de mi alma, te pido, Jesús Sacramentado, que hagas vidas sin cruces, rosas sin espinas, días sin noches, cunas sin ataúdes y trigales sin cizaña.

Jesús de Nazaret, te necesito, espero en ti y añoro tu amor e intuyo ser seducido y transformado por tu Palabra, que es Espíritu y Vida. Tengo sed de ti, Señor, y de tu Corazón, abierto por la lanza, veo salir Agua Viva. ¡Gracias!



Confío en ti, Señor …

                                Tu Palabra es eterna …

                                                                       En Ella esperaré …

                                                                                      Tu Palabra es luz en mi sendero …

 
 
P. Félix Ramos, CP.

feralo34@hotmail.com